Camperización, confort, espacio y aislamiento.

Publicado en

Queridos amigos del buen aislamiento, estamos de suerte. Las mejores perspectivas de trabajo y por tanto de disposición de renta familiar  para ocio han abierto un panorama optimista para los amantes de la aventura.

Los aficionados a los viajes son muchos. Un viaje es siempre un camino parcialmente conocido. Se suele tener ruta, tiempo y presupuesto,  y compañía por supuesto…o no. Siempre hay aventura cuando el animo está dispuesto.

Los aficionados a los viajes en caravana o autocaravana son muchos también, y en ascenso. Los nuevos hábitos de consumo y las sensibilidades más acordes con entornos naturales y fuera de los estándares masificados se unen en la gran familia de los amigos “camper”.

Existe una gran afición a los viajes en caravana. A estos viajeros les gusta elegir bajo qué  estrellas dormirán , o donde se despiertan, desayunan y sobre todo tener la posibilidad de cambiar de rumbo, esa es su seña de identidad. La libertad de movimientos es su enganche.

Existen en el mercado un sin fin de empresas que se dedican a la construcción o montaje de estos vehículos. Para consultar  y adentrarse en este mundo les sugerimos entrar en Camping y salon y en otras muchas páginas que pueblan internet. Verdaderas obras de arte en espacios reducidos. Es increíble la comodidad que pueden abrigar en tan poco espacio. Cocina, ducha, servicio, comedor, camas, armarios…incluso bicicletas o pequeñas motos.

Desde la clásica furgona compacta, camper, de dos plazas con prestaciones muy básicas, pasando por varios grados de capacidad, tanto de servicios a bordo como de posibles viajeros.

Verdadero reto para los diseñadores de interiores y técnicos de la camperización. Continuas mejoras en las distribuciones de espacios, inteligentes resoluciones técnicas para servicios básicos, ingeniosas propuestas de espacios convertibles dentro del vehículo, etc. Siempre acotado en volúmenes muy estrictos.

Es  ahí donde se la juegan, en el confort, en un espacio muy reducido y buscando siempre las máximas prestaciones. Y ahí, en ese acotado espacio de confort y  de diseño donde un buen aislante puede ganar la partida.

Con Tripomant los técnicos pueden suman en el reto del confort, ganado aislamiento, ocupando mínimos espacios, restando peso al conjunto del proyecto y además sumando mejoras acústicas.

Así pues los aislantes Tripomant son ligeros, flexibles, adaptables, óptimos para conseguir en reducidos espacios máximo confort. Son imputrescibles, inatacables por insectos, ligeros, reciclables, garantizados…combinan de forma excelente con otros sistemas complementándolos y generando en su conjunto la máxima comodidad, aislamiento y confort.

Capacidades más amplías frente a una camper

Autocaravana