Humedades

Las humedades debido a la condensación, ¿cómo se pueden solucionar?

Posted in | Tags : , ,

Las humedades no solo están presentes en lugares húmedos como el baño. Las habitaciones que dan a un patio exterior también pueden sufrir este problema. En las zonas más húmedas esto es un gran problema. Sin embargo, ¿vivir en un lugar donde hay un alto porcentaje de humedad implica sufrir siempre de humedades? La respuesta es no. Es posible solucionar este problema de raíz, aunque para eso conviene tomar algunas decisiones.

El aislamiento térmico de las viviendas suele ser deficiente. En ocasiones, los materiales no gozan de la calidad necesaria para que continúen siendo eficaces a pesar del paso de los años. Si a esto le añadimos la ubicación del inmueble, la deficiente ventilación de la vivienda y las actividades diarias que pueden provocar la condensación, como ducharse o cocinar, el resultado son humedades que en un primer instante resultan difíciles de solucionar.

Afortunadamente, el aislante Tripomant es una buena opción para impedir que este problema de humedades siga persistiendo, dañando la estética de tu vivienda y generándote una sensación de frustración por creer que esto no tiene solución. Nada más lejos de la realidad. Un buen aislante, como Tripomant, asegurará que esto no vuelva a pasar. ¿Quieres saber más? Pues vamos a profundizar más sobre esto.

Tripomant evita el efecto «pared fría» de las humedades

Ahora que se acerca el otoño, tienes que empezar a prepararte para las lluvias, grandes enemigas de las humedades de tu vivienda. El contraste tan grande que se produce entre la temperatura interior de tu residencia y el exterior es lo que hace que el problema de humedades por condensación vuelva a surgir y, tal vez, con mayor fuerza. Por eso, el aislamiento con Tripomant es fundamental.

Humedades por condensación
Ventilar la casa y evitar secar la ropa húmeda sobre los radiadores también contribuye a evitar las humedades por condensación.

Tripomant evita que aparezca ese efecto de «pared fría» que es tan habitual cuando se producen los contrastes de temperatura ya mencionados. Aislar la fachada, la cubierta e incluso los suelos es necesario para que puedas proteger lo máximo posible a tu vivienda. Así, por fin podrás disfrutar de ella sin que las humedades te amarguen el día.

¿Por qué Tripomant?

Los motivos por los que Tripomant es una buena elección si deseas terminar, de una vez por todas, con las humedades de tu vivienda es debido a su facilidad de colocación. Esto es debido a su ligereza, lo que te permitirá no reducir espacio útil en tu casa o piso. Sin necesidad de grandes obras, en poco tiempo, tendrás el aislamiento que tu vivienda y tú merecéis. ¡Ya era hora! ¿No crees?

Además, Tripomant es un aislante muy duradero. Evita que las humedades afecten a tu vivienda, pero también que le afecten a él mismo. Con todo, ningún roedor ni insecto será capaz de mermar sus características. De esta manera, te aseguras hacer una inversión para toda la vida. Por eso, Tripomant es una opción que deberías tener en cuenta si quieres acabar con las humedades definitivamente.

¿Debo aislar toda mi vivienda para evitar las humedades por condensación?

La primera respuesta sería sí, sin embargo, analizaremos el estado de tu vivienda para conocer su estructura y características, si tiene algún tipo de aislamiento y si este se puede aprovechar. Tal vez el punto débil de tu casa o piso sea la fachada, y es ahí en donde nos tendremos que centrar. En todo momento te informaremos de lo que hemos descubierto y nuestras perspectivas al respecto. Trataremos tu casa o piso como si fuese nuestra, así que, solo te daremos consejos que nosotros mismos aplicaríamos en nuestras residencias.

Tripomant autoadhesivo
Tripomant autoadhesivo es un excelente producto que tiene un mínimo espesor (0,80 m2 K/W).

Así, sabrás que durante la instalación con Tripomant la barrera de vapor es indispensable. Tripomant la incluye, algo que no es habitual ver en otros tipos de aislamientos. ¿Qué supone esto? Una total resistencia a las humedades por condensación. Vamos… lo que necesitabas y buscadas. Pero, además, con un aislante que tendrá una larga vida útil.

Olvídate de limpiar las humedades, pintarlas o intentar camuflarlas con papel o muebles. Por fin puedes deshacerte de ellas, a mismo tiempo que obtienes otra serie de ventajas por aislar tu vivienda: temperatura agradable dentro de tu hogar, reducción del gasto en tus facturas, protección frente a los ruidos del exterior… ¿Qué más podrías pedir? Solicítanos más información y di ¡adiós a las humedades por condensación!

Imágenes: Cegli, Cegli

Related Posts