Tripomant autoadhesivo y Tripomant sonoadhesivo

Tripomant autoadhesivo y Tripomant sonoadhesivo, ¿cuáles son sus diferencias?

Publicado en | Etiquetas : ,

En nuestro catálogo de productos puedes encontrarte en la sección «autoadhesivo» con Tripomant autoadhesivo y Tripomant sonoadhesivo. Estos dos productos pueden parecer similares en un primer momento, sin embargo, tienen sus propias características específicas. ¿Quieres saber cuáles son y en qué casos se debe utilizar un producto u otro? Pues sigue leyendo… ¡Esta información te interesa!

Espesor y resistencia térmica diferentes

La primera diferencia en la que debes fijarte cuando estés pensando en comprar Tripomant autoadhesivo y Tripomant sonoadhesivo es en su espesor. Aunque a simple vista parezcan similares, en realidad, no lo son. Tripomant autoadhesivo tiene un espesor de 5,2 mm, mientras que sonoadhesivo cuenta con 15,5 mm. ¿En qué puede influirte el espesor? En que, tal vez, la pared en la que deseas colocar el aislante es tan estrecha que no te sea posible colocar Tripomant sonoadhesivo. Por lo tanto, no te olvides de tener esto presente antes de adquirir estos productos.

¿Qué sucede con la resistencia térmica? En ambos casos también es diferente. Tripomant autoadhesivo tiene una resistencia a las temperaturas (sean estas altas o bajas) de 0,80 m2 K/W, en cambio, Tripomant sonoadhesivo tiene una resistencia térmica de 1,11 m2 K/W. Esto es totalmente comprensible. A mayor espesor, mayor resistencia al calor o al frío. Sin embargo, recuerda que Tripomant tiene mejores prestaciones que otros tipos de aislante. Su espesor es menor y la calidad del aislante inimitable.

Tripomant autoadhesivo

Tripomant autoadhesivo es un excelente producto que tiene un mínimo espesor (0,80 m2 K/W).

Tripomant autoadhesivo y Tripomant sonoadhesivo, ¿antihumedad y antivibratorio?

Quizás estés pensando en adquirir Tripomant autoadhesivo y Tripomant sonoadhesivo porque tienes graves problemas de humedad en determinadas partes de tu vivienda. Sin duda, estás eligiendo bien, pero ¿cuál de estas dos opciones te ofrece una resistencia ante la humedad mucho mejor? La respuesta es Tripomant autoadhesivo. Con él, no vas a tener problemas nunca más con las humedades que puedan aparecer en tu baño o debido a que el aislamiento en tu hogar en la fachada o cubierta no era el idóneo.

Pero, es posible que los motivos que te llevan a elegir el aislante Tripomant tengan más que ver con los ruidos externos que con la humedad o las condiciones climatológicas del exterior. Si este es tu caso, entonces, necesitas Tripomant sonoadhesivo. Es un producto que absorbe los ruidos de una forma eficaz y que te permitirá disfrutar de tu vivienda completamente insonorizada. ¿Era lo que estabas buscando hace tiempo? Pues ahora, ya puedes aprovecharte de los beneficios que tiene este producto.

Aplicaciones distintas

Dado que Tripomant autoadhesivo y Tripomant sonoadhesivo tienen características diferentes y algunos aspectos en los que difieren, es normal que pienses que sus aplicaciones también serán distintas. No obstante, es cierto que coinciden en algunas, pues ambos pueden usarse en construcciones industriales, industria naval, acondicionamiento de contenedores marítimos o puentes térmicos. Pero, a partir de aquí, comienzan las diferencias.

Tripomant sonoadhesivo

Tripomant sonoadhesivo puede utilizarse en el sector de la automoción.

Tanto el Tripomant sonoadhesivo como el Autoadhesivo pueden utilizarse en el sector de la automoción. ¿Cuales son las diferencias? La primera es el espesor como hemos dicho anteriormente. La segunda y muy importante, es que el Sonoadhesivo tiene un mayor grado de aislamiento tanto térmico como acústico, ya que, el material de que está formado absorbe muy bien tanto el ruido de impacto como el ruido aéreo.

Con respecto a Tripomant autoadhesivo, puede utilizarse, a mayores, para el forrado de bajantes pluviales y es eficaz en la rotura del puente acústico en tabiques. Su reducido espesor y su alta resistencia a la humedad convierten a este tipo de aislante en una solución perfecta para estos casos. Por lo tanto, conviene que no pases esto por alto si es lo que buscas. Pero, vamos con más diferencias que esto no se ha terminado aquí.

Si volvemos, de nuevo, con Tripomant sonoadhesivo te darás cuenta de que está destinado para ser utilizado tanto en obras nuevas como en rehabilitaciones de viviendas. Un aislante mal colocado o deficiente puede causar estragos, por lo tanto, resulta fundamental aislar con el adhesivo que más te convenga, otra vez. El resultado será mejor del que habías esperado. También, sonoadhesivo puede aplicarse en locales debido a sus propiedades absorbentes y antivibratorias.

¿Conocías todas estas diferencias entre Tripomant autoadhesivo y Tripomant sonoadhesivo? Si tienes alguna duda, consúltanos sin compromiso para que puedas escoger el aislante perfecto para ti. Descubre la ficha técnica de cada uno de estos productos. ¿Estás preparado para, por fin, colocar un aislante duradero y que, de verdad, resuelva las necesidades que tienes? Pues ha llegado el momento… con ¡Tripomant!